Colombia: Se suspende la aplicación de más de 5.700 vacunas en el Tolima por error en cadena de frío - Daimob Blog

Colombia: Se suspende la aplicación de más de 5.700 vacunas en el Tolima por error en cadena de frío

estación-meteorologica-daimob
¿Para qué sirve una estación meteorológica?
24 de febrero de 2021
Industrial Internet of Things
El internet de las cosas en la Industria Alimentaria
4 de octubre de 2021

Colombia: Se suspende la aplicación de más de 5.700 vacunas en el Tolima por error en cadena de frío

vacuna

Mas de 5700 dosis de Sinovac que habían sido enviadas para el departamento del Tolima no podrán usarse y su aplicación fue suspendida, esto aseguró el secretario de Salud del Tolima.

“El proceso de vacunación que se tenía previsto para este fin de semana con la vacuna de Sinovac queda suspendido por una orden directa del Ministerio de Salud que manifiesta que las dosis enviadas el 24 de febrero presentaron una pequeña desviación de la curva de temperatura” [1] dio a conocer el Secretario de Salud del Tolima Jorge Bolívar.

Las vacunas se pondrán en cuarentena hasta que la farmacéutica Sinovac confirme si se pueden usar o no. Pero ¿cómo se pierde la cadena de frío en elementos refrigerados de tanta importancia? A continuación enumeramos dos de las fallas más frecuentes en el almacenamiento y transporte de vacunas, alimentos y cualquier otro material refrigerado

Contenedores isotérmicos con fugas o mal cerrados

Las cavas o contenedores isotérmicos son los recipientes tradicionalmente de Poliestileno Expandido (icopor) o de plástico resistente con paredes aislantes para mantener la temperatura al interior que se usan para el transporte de material refrigerado o congelado.

Cuando estos recipientes tienen fugas debido a grietas o perforaciones en sus paredes o simplemente porque alguien dejó mal cerrada la tapa, les es imposible mantener la temperatura interna y el material empezará a estar fuera de los parámetros óptimos de almacenamiento

Si por casualidad dejas la nevera de tu casa mal cerrada por la noche así sea un poco, en la mañana vas a encontrar todos los productos que tenías almacenados con muchas gotitas de agua debido a la condensación y con una temperatura más alta de la que estás acostumbrado a sentir cuando tocas, por ejemplo, una bolsa de leche para el desayuno. Esto es lo que pasa cuando el contenedor isotérmico no queda correctamente cerrado (sí, la nevera de tu casa es un contenedor isotérmico)

No se realiza monitoreo constante de temperatura

La temperatura del material refrigerado y congelado es una variable fundamental que se debe medir en forma regular utilizando termómetros calibrados y así garantizar la cadena de frío en el tiempo de almacenamiento y transporte.

El proceso de medición y registro de temperatura se realiza de forma manual en la mayoría de los casos:

  • Un funcionario se acerca y mira el indicador del termómetro de la nevera y registra en una planilla de papel ese valor
  • Al final de la semana (o al final del día si son muy juiciosos) se vuelven a escribir todos los datos de esas planillas en unas tablas de Excel para guardar un registro digital y así presentar la información a los entes de control.

En clínicas y hospitales hay personal 24 horas de lunes a domingo y siempre habrá alguien disponible para revisar las neveras y congeladores. Sin embargo, si la nevera está en un laboratorio clínico que trabaja de lunes a viernes en horario de oficina, las medidas de la noche y los fines de semana no se podrán registrar oportunamente y nadie sabrá si durante una falla eléctrica de varias horas se perdió la cadena de frío del material refrigerado causando un daño irreparable.

Existen muchas soluciones en el mercado para realizar monitoreo constante de temperatura tanto en neveras fijas como en neveras de transporte de material refrigerado o congelado.

Estos dispositivos poseen una sonda que mide la temperatura cada cierto tiempo y tienen la capacidad de transmitir la información a un software en internet donde todos los datos se grafican y se organizan en tablas con muy poca (o ninguna) posibilidad de error.

Cuando se usan equipos de medición de temperatura conectados a internet o Termómetros IoT (Internet de las cosas), el personal encargado del material refrigerado podrá conocer en tiempo real el valor de temperatura de cada una de las neveras desde su puesto de trabajo o desde el celular. También podría recibir alertas y notificaciones cuando se presente una falla eléctrica o cuando la nevera empiece a trabajar mal y la temperatura se salga de los límites de almacenamiento óptimo.

Sin lugar a duda, un monitoreo continuo de la temperatura en neveras y congeladores es la mejor decisión si queremos mantener la cadena de frío de los productos refrigerados y congelados para que no sucedan eventos tan desafortunados como la posible pérdida de más de 5.700 vacunas en el Tolima. Si no avanzamos en la transformación digital de las empresas encargadas de la distribución y el almacenamiento de este valioso recurso en la lucha contra la COVID-19, serán las primeras de muchas pérdidas.

Si quieres conocer las soluciones que ofrece Daimob Tecnologies para hacer un seguimiento contínuo de la cadena de frío haz clic en el siguiente enlace:

[1] Tomado de ElTiempo.com

Vector de Médico creado por almumtazza – www.freepik.es

Foto de Médico creado por freepik – www.freepik.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat